Los juguetes sexuales conectados más originales

Para divertirse con su pareja, pruebe la innovación del gadget conectado apreciado por hombres y mujeres. ¿Jugar en solitario? Este revolucionario objeto se pliega a sus deseos y le lleva al éxtasis. Tiene una amplia oferta de juguetes sexuales en el mercado. Para variar, déjese tentar por la tecnología que ofrecen las baratijas conectadas.

¿Cómo funcionan los sextoys conectados?

Los sextoys conectados mantienen el mismo aspecto que los juguetes íntimos tradicionales. Sin embargo, puede configurar los ajustes desde su Smartphone.

El uso de estos revolucionarios objetos sigue siendo fácil de entender. Las mujeres lo introducen en su sexo o lo deslizan sobre la zona del clítoris. Su compañera, por su parte, utiliza el mando a distancia para marcar el ritmo de las vibraciones del aparato.

Los hombres también tienen derecho a su sextoy conectado. El uso sigue siendo similar al de las relaciones sexuales. La tecnología Bluetooth que caracteriza a estos últimos juguetes permite personalizar los ritmos según las preferencias del usuario. El usuario disfruta de una nueva experiencia gracias a las ondas sónicas difundidas por este objeto de placer. En sexshop-de-france.fr encontrará más información al respecto.

Las ventajas del sextoy conectado

El sextoy se convierte en un verdadero compañero que comparte sus fantasías de masturbación en solitario. Imprescindible, da sabor a su relación sin sustituir a su compañero de vida. Evita pensar en las ideas un tanto rebuscadas de las relaciones swingers. Puede divertirse sin dejar de ser fiel a su ser querido.

Los juguetes sexuales conectados están revolucionando el sexo en pareja. Sin hacer ningún movimiento, el hombre proporciona placer a su pareja y viceversa. Gracias a este pequeño dispositivo, puede dar vida a todas sus pequeñas fantasías.

Algunos de los objetos conectados traviesos pueden incluso acompañarle en lugares públicos. Las mujeres utilizan huevos vibradores o bolas de geisha para disfrutar con total discreción. Lo único que tienen que hacer es manipular el mando a distancia para aumentar o disminuir las vibraciones. En casa, cambian el juguete y utilizan además un estimulador de clítoris.

Sin embargo, si acaba de adquirir su nuevo dispositivo sexual conectado, considere la posibilidad de probarlo en la intimidad de su hogar antes de sacarlo en público. En casa, considere la posibilidad de comprobar la intensidad de las vibraciones y los posibles ruidos. Si el juguete cumple con los criterios de discreción buscados, el placer fuera del apartamento está entonces a su alcance.

Además, evite grabar datos en la pantalla o en la memoria de su dispositivo conectado. De este modo, se protege de los posibles riesgos de piratería.

¿Cómo elegir su sextoy conectado?

Para disfrutar del encierro a dos, la compra de un sextoy permite acercarse y evitar el estrés durante este momento tan particular. Si tiene que elegir un objeto de este tipo, opte por un juguete que haga el menor ruido posible. De este modo, podrá utilizarlo en cualquier lugar. También debería elegir un juguete con un diseño bonito. De esta forma, disfrutará de su uso en todo momento.

Además de la conectividad, compre un dispositivo con buena potencia para no tener que recargarlo tras unas pocas horas de uso. Elija un huevo vibrador o un vibrador con diferentes niveles de vibración.

Para ustedes, caballeros, elijan un artilugio sexual que ofrezca una penetración real. Los modelos del mercado tienen una vaina de estimulación con una estructura cercana a la piel de la vagina. Para acercarse aún más a la realidad, consiga un sextoy con funda vaginal para una comodidad de uso óptima.

Si se fija bien, encontrará juguetes sexuales conectados que tienen un sistema de bombeo para reproducir las contracciones vaginales o anales. Para garantizar su seguridad, elija un objeto compuesto exclusivamente por materiales hipoalergénicos para garantizar un uso seguro. Los aparatos sin ftalatos son ideales para este tipo de uso.

Contabilidad online: ¿qué programa elegir?
Vivir en comunidad con personas mayores