¿Cuál es la diferencia entre una piedra preciosa y una semipreciosa?

piedra preciosa

Las piedras, gemas o simplemente rocas son productos de origen natural que luego de ser procesados con cortes y pulidos, se transforman en piedras preciosas o semipreciosas. Con ellas se pueden elaborar variedades de artículos para joyería, tales como anillos, brazaletes o pendientes. Además, se pueden utilizar con fines artísticos, como objetos de exhibición, colección y hasta en la moda.

En esta nota te enseñaremos tips para saber cómo diferenciar una piedra preciosa de una semipreciosa, cuáles son las rocas más importantes y sus posibles usos.

Piedras preciosas

Hoy en día podemos claramente diferenciar el grupo demominado como “piedras preciosas” al estar compuesto únicamente por cuatro hermosas gemas naturales: diamante, rubí, zafiro y esmeralda. De este grupo, cabe señalar la belleza, la disponibilidad y la dureza del material como los elementos más apreciados por los comerciantes.

Pero otro elemento capaz de aumentar el valor de las piedras preciosas también está plenamente ligado con su perfección. De ahí que se considere perfecta una gema que no solamente es bella, sino que también es rígida, sin marcas ni rayones de ningún tipo. Y hasta puede que una forma en particular haga que se le considere incluso más perfecta y, por tanto, valiosa.

Dentro de la clasificación de gemas consideradas como preciosas, también existe una subclasificación que tiene que ver con la calidad de la piedra. En el caso de los diamantes, estos se pueden clasificar de acuerdo con sus quilates, su color, transparencia y también su talla. Son estos detalles técnicos los que definen el valor de la pieza y su exclusividad. Por esto es posible hallar diamantes más caros o más baratos, dependiendo de su calidad, dureza o tamaño. Es por esta razón que es imprescindible que los propietarios o comerciantes especifiquen claramente la composición y características para el interés de los posibles compradores.

Piedras semipreciosas

Son rocas que puedes encontrar en cualquier tienda de litoterapia, estas se utilizan con el mismo objetivo que las piedras preciosas, pero su disponibilidad es mayor. Al igual que los diamantes, se han realizado hallazgos de rocas semipreciosas en la naturaleza, es decir, son de origen orgánico. A pesar de ello, en su mayoría requieren cierto nivel de procesamiento (pulido, corte) para que sus propietarios sean capaces de venderlas a buen precio.

Por lo general, las piedras que no se encuentran clasificadas como preciosas pueden ser consideradas piedras semipreciosas. Entre las más populares y hermosas tenemos:

-Aguamarina

-Amatista

-Alejandrita

-Ámbar

-Ágata

-Cuarzo

-Espinela

-Granate

-Cornalina

-Citrino

-Jade

-Perla

-Ópalo

-Onix

-Topacio

Con respecto al precio de estas piedras, suele ser menor que el valor de rocas más exclusivas como los diamantes, rubíes, zafiros y esmeraldas. Sin embargo, aún son consideradas de gran belleza y porte para confeccionar joyería. Por otro lado, uno de los retos alrededor de las rocas semipreciosas es la vulnerabilidad de estas, al ser objeto de réplicas idénticas que a veces son difíciles de diferenciar.

Diferencias entre piedras preciosas y semipreciosas

Pero lo que no es verdaderamente un reto es distinguir cuáles son las piedras preciosas y cuáles son las semipreciosas. De hecho, es muy sencillo establecer las diferencias si se consideran estas propiedades únicas de cada grupo.

Belleza: la belleza es definida por el color de la piedra, su lustre, brillo y transparencia en el caso de algunas rocas consideradas como incoloras, tales como los diamantes. Aunque también existen los diamantes de otras tonalidades, como los diamantes color rosa. Las piedras más preciosas que se reconocen actualmente son el diamante, rubí, zafiro y esmeralda, de ahí que el resto sean por tanto semipreciosas. No obstante, muchas piedras semipreciosas de alta calidad, belleza y que además se encuentran escasas también puede estar al nivel de una piedra preciosa.

Las piedras deberán ser perfectas en su totalidad tanto en su forma, como en su composición y durabilidad para ser preciosa y mejor valuada. Por este motivo la belleza de la roca es fundamental y uno de los métodos para diferenciarlas de las piedras más comunes.

Dureza: por otra parte, es posible diferenciar una roca de las preciosas de una semipreciosa si se mide su dureza en la escala de Mohs. Mientras más dura sea la piedra, más preciosa será considerada, es por ello que los diamantes son los primeros de esta categoría, gracias a su alta dureza.

Escasez: y por su puesto, si se utiliza como lógica el mercado, la oferta y la demanda, se considerarán preciosas aquellas piedras que existen en cantidades más bajas. La rareza de una piedra depende de su composición química y de su disponibilidad en la naturaleza.

Principales usos de las piedras naturales

¿Sabías que las piedras naturales tienen propiedades relajantes y curativas? Y es que además de sus usos como elementos decorativos en joyería, también se le atribuyen beneficios tales como protección y sanación.

Del Jade, se dice que sirve para fortalecer las defensas del cuerpo, pero también que tiene algunas efectos positivos sobre el sistema renal. Además, calma en situaciones de estrés y ayuda a equilibrar la energía. De este modo, también se convierten en objetos útiles no solo para sanar, sino también para meditar y alejar las malas energías.

El lapislázuli, por su parte, es conveniente para quienes sufren de depresión y ayuda a mejorar el sistema nervioso y respiratorio. Este también se utiliza como amuleto, en especial para las personas que temen abrirse con amigos o hablar frente a otros.

La mayoría de estas piedras pueden ser utilizadas como talismanes y en muchas tiendas (Reino Minerales) pueden ser especificadas sus propiedades y usos.

A las piedras, desde hace mucho tiempo, se les estima también por sus propiedades mágicas y de limpieza espiritual o energética. También la terapia con rocas y cristales puede combinarse con otras terapias alternativas.

Con respecto al uso más frecuente de aquellas denominadas como preciosas, estas se pueden apreciar en vitrinas como parte de anillos o enlaces. Los diamantes son los más esperados por las novias cuando se acerca el día de las nupcias.

Contabilidad online: ¿qué programa elegir?
Vivir en comunidad con personas mayores