¿Vender a través de una agencia inmobiliaria o entre particulares?

Vender una casa lleva mucho trabajo y requiere conocer el mercado inmobiliario local. Proceder sin recurrir a un agente inmobiliario tiene ventajas y desventajas. En última instancia, usted es el único que puede elegir entre hacer la transacción entre particulares o acudir a un profesional. Esto es lo que puede ayudarle a decidir.

Tenga en cuenta el tiempo de venta real

Si tiene una propiedad que poner a la venta, debe tener en cuenta cuánto tiempo permanecerá su casa en el mercado. Cuanto más tiempo esté disponible, menos probabilidades tendrá de venderse con el tiempo. Según las estadísticas, las propiedades vendidas en listados de persona a persona se venden en una media de tres semanas. Hay una razón por la que una agencia inmobiliaria trabaja a tiempo completo. Hay que organizar, programar las visitas a las propiedades y recibir ofertas por una casa. Algunos profesionales trabajan incluso los fines de semana y los días festivos, para asegurarse de que la casa se vende al precio adecuado y en el momento oportuno. Muchos vendedores particulares no pueden dedicar tanto tiempo a una transacción como lo haría una agencia inmobiliaria. Como resultado, la propiedad puede permanecer en el mercado aún más tiempo, lo que es una bandera roja para los compradores potenciales, ya sea justificado o no.

Agencia inmobiliaria: capacidad de negociación

La venta privada es un acuerdo legal. Como tal, tanto el vendedor como el comprador son libres de negociar. Si recurre a una agencia inmobiliaria, el profesional se encargará de todas las gestiones. Para convencer a un comprador, el propietario que comercializa su propiedad tendrá que desarrollar sus propias estrategias y confiar en su propia experiencia. Los agentes inmobiliarios tienen una verdadera ventaja porque comercializan activamente las viviendas y conocen el mercado de su zona. Son los expertos en la materia. Además, un agente inmobiliario es capaz de utilizar argumentos que a usted no se le ocurrirían, pero que podrían ser decisivos para los posibles compradores.

Asistencia jurídica mediante el uso de una agencia inmobiliaria

A la hora de vender su casa, recuerde que si decide no recurrir a un agente inmobiliario, esto significa que usted mismo se encargará de los trámites. Un agente conoce los entresijos legales de la venta a y puede ayudarle con esto. Es importante recordar que ciertas leyes se aplican a las transacciones inmobiliarias, independientemente del lugar donde se viva. Aunque puede encontrar contratos estándar en Internet, no son específicos para su situación. Por lo tanto, si quiere prescindir de un agente, tendrá que hacer que un abogado inmobiliario verifique la regularidad de todos los documentos y contratos relacionados con la venta de su casa.

¿Es rentable invertir en inmuebles?
Utilice los servicios de una buena agencia inmobiliaria en Rennes