¿Cuáles son las principales características de un abogado laboralista?

Las personas suelen recurrir a los servicios de un abogado experto en derecho laboral cuando se encuentran con preocupaciones en el trabajo. Este experto en derecho social interviene cuando ya no es posible resolver el problema de forma amistosa. Sin embargo, esta no es la única área de experiencia de este experto. Tiene otras cuerdas en su arco.

¿Quién es un abogado laboralista?

Un abogado social es ante todo un abogado que ha estudiado derecho en la universidad durante cuatro años. Está inscrito en una lista de abogados que trabajan para un tribunal de distrito. Sólo en estas condiciones puede ejercer. Este experto en derecho social es el abogado al que se dirigen los directivos de las empresas cuando los conflictos entre ellos y sus empleados ya no pueden resolverse de forma amistosa.

Cabe señalar que los empleados no son los únicos que pueden recurrir a los servicios de esta persona altamente cualificada. De hecho, las empresas también pueden recurrir a los servicios de este profesional cuando los problemas se complican demasiado y los abogados internos ya no son capaces de resolverlos.

Un abogado en derecho social es capaz de defender los intereses de la persona que lo solicita al tiempo que le da un valioso asesoramiento sobre su caso. Redacta los documentos que servirán para defender a su cliente e incluso acompaña a éste ante el juez. Durante el juicio, este profesional defiende el caso de su cliente y aboga por él. Cuando una empresa consulta a un experto en derecho laboral de este tipo, es porque intenta resolver un conflicto de forma extrajudicial. Quiere encontrar una conciliación. Para más información, pulse aquí.

Un abogado que trabaja por los derechos múltiples

Porque sí, el derecho social se considera un derecho múltiple en tanto que regula las relaciones colectivas e individuales en el trabajo. El objetivo de este abogado es regular la relación laboral entre los trabajadores y el empresario. También protege a todos los ciudadanos contra los diversos peligros de la vida, como la edad o el desempleo. Lo mismo ocurre con la discapacidad y la enfermedad. En resumen, el derecho de la protección social reúne el derecho de la seguridad social, el derecho laboral y el derecho de las mutuas.

Por lo tanto, no existe un código social, sino que el abogado tiene que trabajar sobre diferentes textos que se recogen en el código laboral o en el código de la seguridad social. A veces estudia los convenios colectivos y los contratos, además de numerosas jurisprudencias.

En cuanto a las fuentes, es importante saber que el derecho social mezcla el derecho público y el privado para ser eficiente. De este modo, el demandado del caso se presenta ante un juez civil. En caso contrario, es el Prud’hommes o el juez administrativo quien se ocupa de ello.

Abogado en derecho social y laboral

También en este caso, el código laboral es una herramienta indispensable para que el abogado laboralista pueda supervisar mejor los derechos de los trabajadores y los empresarios. La legislación laboral y los convenios colectivos suelen estar entrelazados y los distintos acuerdos son necesarios para que el especialista pueda gestionar mejor los conflictos. 

El derecho laboral es sin duda una de las primeras leyes que regulan los conflictos entre la dirección y los empleados. El abogado laboralista ya puede hacer uso de estas leyes para evaluar los conflictos sobre las vacaciones pagadas, la jornada laboral, la seguridad en el trabajo, el contrato de trabajo y su terminación, la representación del personal y otros aspectos del trabajo en una determinada empresa.

Si surgen conflictos en el lugar de trabajo, el juez y el abogado seguirán basándose en la jurisprudencia del Tribunal de Trabajo.

¿Cuál es el perfil de un abogado en derecho social?

El profesional que domina el derecho social ejerce una profesión extremadamente apasionante que requiere mucha competencia. Esto le permitirá defender bien el caso de su cliente. Es un abogado que trabaja entre los civilistas. Por ello, resuelve principalmente los conflictos entre particulares. Las disputas surgen por la falta de respeto a una obligación recíproca. A veces, el abogado de derecho social también tiene que resolver problemas en el ámbito del derecho de las personas o del derecho inmobiliario. Es una persona que trabaja para combatir los problemas relacionados con la exclusión social. También protege a los menores.

El abogado en derecho social tiene una función de asesoramiento y defensa. Como defensor, reúne los documentos justificativos antes del juicio. Llama a los testigos que declararán a favor de su cliente. Cuando está ante el juez, respeta los derechos del cliente e interviene durante los alegatos. Apoya la inocencia del cliente. Es un asesor jurídico en materia de negocios que tiene un papel de mediador si surgen conflictos. Concilia las partes y trata de encontrar una solución favorable para cada una de ellas. Evita las demandas que perjudican a la empresa.

¿Cómo estar seguro de encontrar un trabajo?
Aproveche una plantilla de currículum en línea